Páginas vistas en total

martes, 20 de agosto de 2019

¿Que debe de hacer el gobierno para revertir la desaceleración de la economía?

miércoles, 14 de agosto de 2019

Del capitalismo empresarial al capitalismo colaborativo


El modelo del capitalismo empresarial tradicional que se creaba una empresa se contrataban trabajadores y ellos tenían una relación vertical con la empresa está migrando a un modelo de un capitalismo más colaborativo, en donde en lugar de tener trabajadores que marcan una tarjeta tienen socios colaboradores y pequeños propietarios de su capital. En el primero la renta quedaba para el capitalista, en su gran mayoría, y para los trabajadores quedaban los salarios, hoy en día el nuevo modelo de capitalismo colaborativo está permitiendo que la riqueza se distribuya de una manera más democrática. A continuación, algunos ejemplos:
Uber es una tecnología disruptiva que permite que propietarios de vehículos modernos puedan generar ingresos a través del uso de esta tecnología, la empresa les cobra el 25% por los ingresos brutos por conseguirles los clientes y hacer más eficiente el uso de los tiempos muertos. El socio colaborador de Uber debe tener un vehículo moderno como máximo con 10 años de antigüedad, en las actuales circunstancias el no tributa como generador de ingresos, porque actualmente no hay un marco que regule a Uber.
Airbnb es una tecnología disruptiva que permite que propietarios de casas puedan alquilar a precios accesibles a través del uso de la tecnología y de la misma manera les cobra una comisión entre un 6 y 12% por el uso de la plataforma, esto permite a muchas personas generar sus propios ingresos y usar un activo que antes lo tenían sin uso y generar ingresos. Unos dicen que no es una competencia para el sector hotelero tradicional, pero es una manera diferente de hacer negocios y generar nuevos clientes a un mercado que antes no era atendido por ellos, pero otros dicen que si es un competidor directo del sector hotelero tradicional. Actualmente los propietarios de las casas no pagan un impuesto al fisco como si lo hacen los hoteles.
Sonnen es una empresa alemana que permite a los hogares almacenar energía generada por paneles solares en baterías que están conectadas entre sí, cuando se agota pueden obtener la energía sobrante de los demás productores o ceder el excedente cuando no lo necesitan, de esta forma se han transformado a los consumidores en productores y proveedores energéticos. Este nuevo modelo de negocios colaborativo es una amenaza para las grandes empresas generadoras de electricidad y en algunos países ya es vista con recelo por la pérdida de ingresos que les esta generando.
El capitalismo colaborativo es una tendencia a nivel mundial, Según Arun Sundarajan, profesor de la Universidad de New York, aproximadamente el 40% de los trabajadores independientes de Estados Unidos que se ganan la vida en la economía colaborativa son mileniales, la población costarricense en su gran mayoría son mileniales y esta nueva opción del capitalismo colaborativo ya llegó para quedarse, es la alternativa al desempleo juvenil, es la nueva forma de hacer negocios y no podemos abandonar este tren sino subirnos en él.
¿Qué debe hacer el gobierno? En lugar de perseguir y castigar a Uber, penalizar a Airbnb, el gobierno debe de ir actualizando la legislación de acuerdo a los nuevos modelos de negocios, es importante que los partidos políticos tomen en cuenta esta forma de generar ingresos y legislar para que tributen, cumplan con sus obligaciones legales, pago de patentes, seguro, impuestos, etc.  Hoy en día esos ingresos que generan estos nuevos modelos de negocios del capitalismo colaborativo son millones que el Estado está dejando de percibir.
Publicado en el Financiero el 16 de septiembre del 2017
https://www.elfinancierocr.com/opinion/del-capitalismo-empresarial-al-capitalismo-colaborativo/WLU4FM7DHFGCPKY6CLTU7QHN4Q/story/#link_time=1505869267

sábado, 13 de octubre de 2018

La crisis fiscal nos estruja y nos quita competitividad



La crisis fiscal que estamos viviendo me ha motivado para escribir este artículo, la deuda con respecto al PIB en el 2008 rondaba el 20% del PIB, para el 2018 según las estimaciones del Banco Central sin proyecto de reforma fiscal rondaría el 53% del PIB. Las estimaciones del Banco Central en enero para el crecimiento de la economía eran de un 3.6% del PIB, pero en julio tuvieron que hacer un ajuste sobre el 3.2% del PIB, el Banco Mundial tiene un pronóstico más pesimista que solamente creceremos un 2.7% del PIB. Las deudas de corto plazo que se asumieron el año pasado nos está restando liquidez porque se nos junta el pago de la amortización más los intereses y nos compromete mucho la liquidez, esta situación obligó al Ministerio de Hacienda a emitir Letras del Tesoro por un plazo de 90 días, si este dinero regresa al Banco Central no sería inflacionario, si Hacienda no tendría los recursos si nos llevaría la trampa.
Para entender la problemática fiscal voy a poner un ejemplo muy sencillo: Una familia de clase media que tiene ingresos por 1000 000 colones mensuales, pero sus gastos son de 1 300  000 colones mensuales, cada mes acumula un déficit de 300 000 colones y en diez años acumula una deuda de 36 millones de colones, la familia tiene tres opciones para poder corregir este problema: la primera opción es que el padre de familia después de las horas de trabajo comience a trabajar en Uber de 5 a 10 pm, para obtener  más ingresos, la otra opción es que la familia trate de reducir los gastos como reducir las salidas, etc.,  para poder eliminar el déficit  y sin con esto no se logra eliminarlo, la última opción sería vender la casa para pagar la deuda generada en 10 años por el valor de la deuda más los intereses.
Posible solución.  El gobierno ha presentado un proyecto que se denomina Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en un principio este proyecto pretendía recaudar un 1.9% del PIB, pero con tantas tijeras que les pusieron en la Asamblea Legislativa se pretende recaudar un 1.3% del PIB, todavía insuficiente para un déficit de un 7.1% del PIB para este año, pero sería un buen inicio para calmar a las clasificadoras de riesgo y a los inversionistas internacionales y nacionales que compran nuestros bonos. El problema de la deuda es que nos estruja la inversión, porque al no poder conseguir todos los recursos vía impuestos el gobierno necesita endeudarse y sale a competir en el mercado interno por obtener recursos, pero el mercado le castiga con una tasa de interés más alta y ésta afectaría a las nuevas inversiones y mermaría el crecimiento económico.
Otras alternativas de solución. Es importante retomar reformas del Estado que aseguren una reducción del aparato del Estado y venta de activos que permita amortizar la deuda que en estos momentos nos estruja para invertir en infraestructura y nos quita competitividad para poder crecer a tasas mayores al 4% anual. El economista Otón Solís presentó un importante proyecto ¨CERRAR¨ que en mi humilde opinión la Asamblea Legislativa le puede dar seguimiento que actualmente está encarpetado. Si no tomamos medidas más estructurales para bajar el nivel del déficit y la deuda, más adelante caeremos en una crisis económica y caeremos en manos del FMI que nos exigirán ajustes más dolorosos para obtener nuevos préstamos.
Publicado en el Financiero el 31 de octubre del 2018
https://www.elfinancierocr.com/opinion/la-crisis-fiscal-resta-competitividad/GNPLUAL2NBHQVL5UIWYLMZEQOY/story/

domingo, 18 de marzo de 2018

La dictadura de la fe pretende gobernar Costa Rica


En noviembre de 2017 el entonces candidato Fabricio Alvarado apenas aparecía con un 3% de intención de voto en las encuestas. El 9 de enero de 2018 el gobierno publica la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor del matrimonio igualitario en Costa Rica, la cual desde entonces se convierte en el  caballo de Troya de este candidato, cuyo discurso incendiario en contra de la homosexualidad y a favor de la familia tradicional consiguió la adición de las comunidades evangélicas y conservadores del país. Semanas después, el candidato se reúne con el expresidente Oscar Arias Sánchez, luego de lo cual  asegura que  nunca afirmó que salirse de la CIDH fuera la primera opción, aun a pesar de lo manifestado en diferentes medios de comunicación. De esta manera, el candidato evangélico por el partido Restauración Nacional se estrena con su primera mentira, actuando en contra de toda norma que indica que un cristiano no debe mentir.
Ahora bien, ¿los electores que votaron por él en la primera ronda, y que no creen en el matrimonio igualitario, le darán acaso su voto otra vez a pesar de que su sentencia de salirse de la CIDH no es ya una opción válida? Sin duda, este exabrupto cargado de ignorancia y hecho a la medida de su afán por conseguir votos lo pone en una situación difícil porque pareciera ser que este podría ser el fin de su discurso. Por un lado, su plan de gobierno es limitado, pues ni siquiera convocó a un equipo de profesionales para hacerlo – algo difícil de imaginar en alguien que pretende ser presidente de un país. Esto demuestra que el candidato nunca se imaginó tener tal protagonismo, y solo presentó  un plan a modo de requisito, pero sin la rigurosidad que sí demostraron otros partidos políticos de la contienda. Por otro lado, se sabe que el déficit fiscal es el problema más serio del país, pero en su programa de gobierno solamente presento dos páginas con propuestas por demás risibles, como un médico que pretende curar un cáncer a punta de acetaminofén. Esto por solo mencionar un ejemplo.
La dictadura de la Fe. El liderazgo de las iglesias evangélicas se basa en que solo el pastor tiene voz y voto, por lo que no se puede cuestionar su interpretación de la biblia. Cosa muy diferente ocurre en una democracia o una junta de gobierno, donde sí está permitido disentir. Esto puede verse cuando el candidato ordena a sus diputados electos que no presten declaraciones, y en las actitudes dictatoriales de filtrar las preguntas de la prensa. Y peor aun cuando sale un video en donde su mentor el “apóstol” Rony Chávez se dio un autogolpe a su propia directiva de su iglesia para quitar la junta directiva e instaurar un gobierno teocrático según el.
Votar por Fabricio Alvarado sería un gran salto al vacío. Tomando en consideración que su escaso plan de gobierno no tiene lo necesario para poder solucionar los problemas del país, aunado a la poca preparación del candidato, y no solo en relación con sus estudios formales, sino en cuanto a su experiencia en el gobierno, pues no es lo mismo ser diputado que miembro del poder ejecutivo, lugar desde donde se tiene que decidir sobre asuntos políticos, económicos, ambientales, etc.,  votar por Fabricio Alvarado sería un gran salto al vacío.  Ojala este tipo de personas que se creen seres iluminados y capaces de imponer decisiones sobre las de los demás no logren ser gobierno en Costa Rica.

miércoles, 14 de junio de 2017

Capital Intelectual e Innovación en las empresas

En el milenio menos gente harán trabajo físico y más gente hará trabajos que tienen que ver con el capital intelectual. Esto es capital intelectual. No aparece en el balance de la empresa, pero en muchos casos tiene más valor para las organizaciones que los propios activos físicos.
La riqueza económica es impulsada por el conocimiento e información, por eso ahora los nuevos ricos del mundo son los que tienen empresas de tecnología y comunicaciones. Si bien las economías pasadas dependían del uso de la tierra, es decir, los recursos de capital para la creación de valor, nuestra economía de la información dependerá de la aplicación de conocimiento. El capital intelectual también se ha definido como la diferencia entre el valor de mercado de una empresa y el costo de reemplazar sus activos. Los componentes del capital intelectual consisten en capital humano, capital estructural y capital social. Si los administradores gestionan el conocimiento de manera eficaz, su organización tendrá mayor capital intelectual.
El reto de hoy día consiste en aprender a crear capital intelectual y en cómo gestionarlo eficazmente en el desempeño innovador. Para ello existe suficiente evidencia empírica que indica que el capital intelectual mejora el desempeño innovador de las empresas. Para ello es importante conocer cuáles son los componentes del capital intelectual, por lo que a continuación haré un desglose de los mismos.
a. Capital Humano: El capital humano se define como el conocimiento, las habilidades, la experiencia, la intuición y las actitudes de la fuerza de trabajo. El capital intelectual puede incrementarse aumentando la capacidad de cada colaborador. El capital humano es el conocimiento, la habilidad y la capacidad de los empleados individuales al proporcionar soluciones a los clientes.
Podemos decir también que el capital humano es la capacidad colectiva de la empresa para extraer las mejores soluciones del conocimiento de su gente. Es importante porque es una fuente de innovación y renovación estratégica, ya sea de una lluvia de ideas en un laboratorio de investigación, soñar despierto en la oficina, tirar archivos antiguos, reingeniería de nuevos procesos, mejorar habilidades personales o el desarrollo de nuevas oportunidades de ventas.
La competencia individual es importante para las organizaciones. Ésta es la capacidad de las personas para actuar en diversas situaciones. Incluye habilidades, educación, experiencia, valores y habilidades sociales. Las personas son los únicos verdaderos agentes en los negocios; todos los activos y estructuras, ya sean físicos tangibles, productos o relaciones intangibles, son el resultado de la acción humana y dependen en última instancia de las personas para su existencia continuada.
b. Capital Estructural: Se trata de una amplia gama de patentes, conceptos, modelos y sistemas administrativos. Estos son creados por los empleados y, por lo tanto, son generalmente "propiedad" de la organización y se adhieren a ella. A veces se pueden adquirir de otros lugares. Las decisiones para desarrollar o invertir en tales activos pueden hacerse con cierto grado de confianza, el trabajo se realiza en la casa, o se compra desde el exterior. Además, la organización informal, las redes, la "cultura" o el "espíritu" pertenecen a la estructura interna. La estructura interna y el pueblo en conjunto constituyen lo que generalmente llamamos la “organización”.
El capital estructural es la capacidad organizativa de la empresa para satisfacer las necesidades del mercado. Involucra las rutinas y estructuras de la organización que apoyan las misiones de los empleados para óptimo desempeño intelectual y, por lo tanto, el rendimiento general del negocio. Un individuo puede tener un alto nivel de intelecto, pero si la organización tiene sistemas y procedimientos obsoletos que no permiten que los colaboradores alcancen su máximo potencial, no se podrá tener un impacto en la innovación.
El capital estructural consiste en las estrategias de una organización, redes internas, sistemas, bases de datos y archivos, así como sus derechos legales a la tecnología, procesos, invenciones, derechos de autor, marcas comerciales, secretos comerciales, marcas y licencias. El capital estructural mejora cuando las organizaciones invierten en tecnología y desarrollo de procesos y otras iniciativas internas.
c. Capital Social: El capital social o relacional se refiere a las relaciones de la organización o a la red de asociados y su satisfacción y lealtad con la empresa. Incluye el conocimiento de los canales de mercado, las relaciones con los clientes y los proveedores, las asociaciones y la comprensión de los impactos de las políticas públicas del gobierno. Los gerentes frustrados a menudo no reconocen que pueden aprovechar una riqueza de conocimientos de sus propios clientes y proveedores. Entender mejor que nadie lo que los clientes quieren en un producto o servicio, es lo que hace a alguien un líder del negocio en comparación con un seguidor.
Lealtad de clientes y proveedores, la comercialización del objetivo, la longevidad de las relaciones y la satisfacción son elementos que conforman el capital intelectual.  La estructura externa consiste en relaciones con clientes y proveedores, marcas, marcas y reputación. Algunos de estos pueden ser considerados propiedad legal. Coca-Cola, por ejemplo, es la marca más valiosa del mundo, por un valor de unos 39.000 millones de dólares.
¿Qué deben hacer las empresas para fortalecer el capital intelectual y tener un mejor desempeño innovador? Las empresas deben hoy en día atraer el mejor talento humano por lo cual lo más importante es contratar o capacitar al que ya lo tiene. El nuevo conocimiento debe ser diseminado por toda la empresa a través de capacitaciones, charlas, conversatorios, o la producción de manuales, cds, respaldos digitales; no es bueno dejar ir el recurso humano con el conocimiento, sino, diseminar ese conocimiento entre todos los colaboradores de la empresa. Una de las principales ventajas de crear capital intelectual en las empresas es el desempeño innovador de las mismas, ya que se fortalece la creación de nuevos productos o mejorar los existentes, así como también se mejoran los procesos de producción, lo que redundará en un mejor desempeño de la organización y tendremos empresas más competitivas. Hoy en día empresas que no innovan están condenadas a desaparecer como le ha pasado a Kodak, Olivetti, Blockbuster y Atari, entre otras.


viernes, 18 de marzo de 2016

¿Que factores influyen en la competitividad de Costa Rica?

La pregunta acerca de por qué existen países ricos y pobres ha existido desde siempre. Tanto así que hoy en día incluso existen organismos multilaterales como el PNUD, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial que elaboran índices de Desarrollo Humano e índices de competitividad.

El PNUD es un índice de desarrollo humano que toma en cuenta no solo el crecimiento económico, sino otros indicadores como los educativos y de salud.  Este evalúa un total de187 países, los cuales se clasifican de acuerdo a índices que van desde muy alto, alto, medio, hasta bajo.

El Doing Business es un ranking que realiza el Banco Mundial  para poder medir la facilidad para hacer negocios en los países evaluados. Esta evaluación se realiza en 189 países con base en 10 variables que son importantes para las empresas a la hora de ir a invertir a un país.

El Centro de Competitividad Mundial del IMD, por su parte, elabora el “Anuario de competitividad mundial 2015”, el cual analiza 61 economías  y mide qué tan bien manejan sus recursos y competencias para facilitar la creación de valor a largo plazo. Para ello contempla cuatro variables a saber: desempeño económico, eficiencia del gobierno, eficiencia empresarial, e infraestructura.

El “Reporte de competitividad global del Foro Económico Mundial” (WEF), por último, busca reflejar el nivel de productividad y prosperidad de un país, así como su potencial de crecimiento, de acuerdo a la etapa de desarrollo en que se encuentra.

Competitividad. El concepto de competitividad según WEF es el siguiente: “Conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país. Implica componentes estáticos y dinámicos.” (Reporte Foro  Económico Mundial, 2015)¿Qué busca reflejar el índice de competitividad? Pretende determinar factores de competitividad tales como requerimientos básicos, promotores de eficiencia, sofisticación e innovación, que permitan alcanzar la competitividad de un país, para después lograr la productividad y permitir un nivel de prosperidad y potencial de crecimiento.

Para efectos de este artículo, se hará referencia al último reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2015-2016.

El índice WEF se realiza desde el año 1979. Actualmente se realiza la medición a 140 países del mundo. El Foro Económico Mundial en su reporte de Competitividad agrupa los determinantes que impulsan la productividad  y competitividad en 12 pilares.

A los países se les evalúa con base en tres pilares: requerimientos básicos, potenciadores de eficiencia, y sofisticación e innovación. Se analizan 114  variables; las dos terceras partes se realizan con base en encuestas que se les hace a los empresarios, y otra tercera parte se construye con datos duros de los organismos multilaterales y estadísticas oficiales de cada país.

Costa Rica quedo en el puesto 52 de los 140 países evaluados a nivel de Latinoamérica, después de Chile (puesto 35) y Panamá (puesto 50). Es importante rescatar que a nivel latinoamericano Costa Rica ha venido haciendo las cosas muy bien en lo que respecta a la  educación y la salud, pilares básicos para lograr una mejor competitividad. En este aspecto se tiene una ventaja competitiva con respecto a los otros países de Centroamérica. La mejor evaluación se obtuvo en relación con la salud, la educación primaria y superior, y la capacitación y preparación tecnológica. La peor estuvo relacionada con el desarrollo del mercado financiero, la infraestructura y la innovación. Entre los factores más problemáticos para hacer negocios los empresarios mencionaron la burocracia gubernamental ineficiente y el suministro inadecuado de la infraestructura.

ACCIONES. Es importante recalcar que el país necesita fortalecer la innovación para poder avanzar en la competitividad. Crear una cultura de innovación, a través de la creación de incubadoras en las universidades, y en las mismas empresas, a través de la cual los estudiantes universitarios que tengan una idea de negocios puedan desarrollarla, parece un recurso esencial. De igual modo, los empleados innovadores necesitarían de este incentivo para que desarrollen nuevas ideas de negocios en las empresas. El objetivo, al fin, es crear colaboradores emprendedores.

El Estado actualmente invierte un 0.54%  del PIB en investigación y desarrollo (I+D). Los países que más invierten en este tema es Israel, que invierte un poco más de un 4 % de su PIB. Los recursos del Estado en las universidades actualmente tienen muchas restricciones para invertir en I+D, por lo que se plantea la necesidad de que la empresa privada realice alianzas con  las universidades públicas para poder utilizar la capacidad instalada de las mismas y poder realizar I+D.

La innovación se fomenta además con la presencia de científicos e ingenieros en el país. Para avanzar agregando valor en las etapas productivas, se debe poner el foco de atención en la sofisticación empresarial y la innovación. Para alcanzar este objetivo, serán elementos fundamentales el desarrollo de cadenas de valor, los clústeres (aglomeración de empresas en un espacio territorial) y los proveedores sectoriales. Además, se deberá buscar alternativas para mejorar la capacidad de innovar y fomentar la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i).

Una tarea pendiente es la infraestructura. Muchos estudios demuestran que las carreteras, los puertos y los aeropuertos del país necesitan ser modernizados urgentemente. Esto dará competitividad y productividad a los productores nacionales que tienen que transportar sus productos dentro del país, así como a los exportadores que necesitan sacar sus mercaderías fuera del país. Muchos exportadores se quejan de que nada sirve ser eficiente en las fábricas, pues cuando salen no encuentran competitividad por la inadecuada infraestructura. Esto es un problema urgente por resolver para poder ser más competitivos con los competidores a nivel internacional. Las alianzas públicas-privadas son una opción adecuada para poder desarrollar infraestructura. Pero no se recomienda que el país deba endeudarse para desarrollar infraestructura debido a la deuda que se tiene actualmente (alrededor de un 50% del PIB).


La sofisticación  de los negocios, por último, tiene  que ver con la rivalidad de las empresas, ya que en la medida que exista competencia, esto obligará a las mismas  a ser más eficientes y esmerarse por la calidad. 
Publicado en la revista Mercados y Tendencias el 9 de marzo de 2016 http://revistamyt.com/voces/que-factores-influyen-en-la-competitividad-de-costa-rica/