Páginas vistas en total

martes, 7 de abril de 2020

Algunas ideas económicas para soportar la Recesión Económica

 Este articulo me publico La Republica 7/4/2020https://www.larepublica.net/noticia/algunas-ideas-economicas-para-soportar-la-recesion-economica?fbclid=IwAR3TYePSHZ9dE4S3hafCYUF2OnWRsFsUZsBM8uibL6x8LI7BL75qkHHxaM0

miércoles, 9 de octubre de 2019

Segundo foro


  1. Cuales son las principales debilidades del desmejormiento de la competitividad de Costa Rica en los 12 pilares que analizo el Reporte de Competitividad Global de 2019 del Foro Económico Mundial.
  2. Que es lo que hacen diferente a nosotros los 10 países mas competitivos del mundo.
  3. Que medidas se tiene que llevar a cabo para mejorar el reporte de Competitividad de Costa Rica.

miércoles, 14 de agosto de 2019

Del capitalismo empresarial al capitalismo colaborativo


El modelo del capitalismo empresarial tradicional que se creaba una empresa se contrataban trabajadores y ellos tenían una relación vertical con la empresa está migrando a un modelo de un capitalismo más colaborativo, en donde en lugar de tener trabajadores que marcan una tarjeta tienen socios colaboradores y pequeños propietarios de su capital. En el primero la renta quedaba para el capitalista, en su gran mayoría, y para los trabajadores quedaban los salarios, hoy en día el nuevo modelo de capitalismo colaborativo está permitiendo que la riqueza se distribuya de una manera más democrática. A continuación, algunos ejemplos:
Uber es una tecnología disruptiva que permite que propietarios de vehículos modernos puedan generar ingresos a través del uso de esta tecnología, la empresa les cobra el 25% por los ingresos brutos por conseguirles los clientes y hacer más eficiente el uso de los tiempos muertos. El socio colaborador de Uber debe tener un vehículo moderno como máximo con 10 años de antigüedad, en las actuales circunstancias el no tributa como generador de ingresos, porque actualmente no hay un marco que regule a Uber.
Airbnb es una tecnología disruptiva que permite que propietarios de casas puedan alquilar a precios accesibles a través del uso de la tecnología y de la misma manera les cobra una comisión entre un 6 y 12% por el uso de la plataforma, esto permite a muchas personas generar sus propios ingresos y usar un activo que antes lo tenían sin uso y generar ingresos. Unos dicen que no es una competencia para el sector hotelero tradicional, pero es una manera diferente de hacer negocios y generar nuevos clientes a un mercado que antes no era atendido por ellos, pero otros dicen que si es un competidor directo del sector hotelero tradicional. Actualmente los propietarios de las casas no pagan un impuesto al fisco como si lo hacen los hoteles.
Sonnen es una empresa alemana que permite a los hogares almacenar energía generada por paneles solares en baterías que están conectadas entre sí, cuando se agota pueden obtener la energía sobrante de los demás productores o ceder el excedente cuando no lo necesitan, de esta forma se han transformado a los consumidores en productores y proveedores energéticos. Este nuevo modelo de negocios colaborativo es una amenaza para las grandes empresas generadoras de electricidad y en algunos países ya es vista con recelo por la pérdida de ingresos que les esta generando.
El capitalismo colaborativo es una tendencia a nivel mundial, Según Arun Sundarajan, profesor de la Universidad de New York, aproximadamente el 40% de los trabajadores independientes de Estados Unidos que se ganan la vida en la economía colaborativa son mileniales, la población costarricense en su gran mayoría son mileniales y esta nueva opción del capitalismo colaborativo ya llegó para quedarse, es la alternativa al desempleo juvenil, es la nueva forma de hacer negocios y no podemos abandonar este tren sino subirnos en él.
¿Qué debe hacer el gobierno? En lugar de perseguir y castigar a Uber, penalizar a Airbnb, el gobierno debe de ir actualizando la legislación de acuerdo a los nuevos modelos de negocios, es importante que los partidos políticos tomen en cuenta esta forma de generar ingresos y legislar para que tributen, cumplan con sus obligaciones legales, pago de patentes, seguro, impuestos, etc.  Hoy en día esos ingresos que generan estos nuevos modelos de negocios del capitalismo colaborativo son millones que el Estado está dejando de percibir.
Publicado en el Financiero el 16 de septiembre del 2017
https://www.elfinancierocr.com/opinion/del-capitalismo-empresarial-al-capitalismo-colaborativo/WLU4FM7DHFGCPKY6CLTU7QHN4Q/story/#link_time=1505869267

sábado, 13 de octubre de 2018

La crisis fiscal nos estruja y nos quita competitividad



La crisis fiscal que estamos viviendo me ha motivado para escribir este artículo, la deuda con respecto al PIB en el 2008 rondaba el 20% del PIB, para el 2018 según las estimaciones del Banco Central sin proyecto de reforma fiscal rondaría el 53% del PIB. Las estimaciones del Banco Central en enero para el crecimiento de la economía eran de un 3.6% del PIB, pero en julio tuvieron que hacer un ajuste sobre el 3.2% del PIB, el Banco Mundial tiene un pronóstico más pesimista que solamente creceremos un 2.7% del PIB. Las deudas de corto plazo que se asumieron el año pasado nos está restando liquidez porque se nos junta el pago de la amortización más los intereses y nos compromete mucho la liquidez, esta situación obligó al Ministerio de Hacienda a emitir Letras del Tesoro por un plazo de 90 días, si este dinero regresa al Banco Central no sería inflacionario, si Hacienda no tendría los recursos si nos llevaría la trampa.
Para entender la problemática fiscal voy a poner un ejemplo muy sencillo: Una familia de clase media que tiene ingresos por 1000 000 colones mensuales, pero sus gastos son de 1 300  000 colones mensuales, cada mes acumula un déficit de 300 000 colones y en diez años acumula una deuda de 36 millones de colones, la familia tiene tres opciones para poder corregir este problema: la primera opción es que el padre de familia después de las horas de trabajo comience a trabajar en Uber de 5 a 10 pm, para obtener  más ingresos, la otra opción es que la familia trate de reducir los gastos como reducir las salidas, etc.,  para poder eliminar el déficit  y sin con esto no se logra eliminarlo, la última opción sería vender la casa para pagar la deuda generada en 10 años por el valor de la deuda más los intereses.
Posible solución.  El gobierno ha presentado un proyecto que se denomina Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en un principio este proyecto pretendía recaudar un 1.9% del PIB, pero con tantas tijeras que les pusieron en la Asamblea Legislativa se pretende recaudar un 1.3% del PIB, todavía insuficiente para un déficit de un 7.1% del PIB para este año, pero sería un buen inicio para calmar a las clasificadoras de riesgo y a los inversionistas internacionales y nacionales que compran nuestros bonos. El problema de la deuda es que nos estruja la inversión, porque al no poder conseguir todos los recursos vía impuestos el gobierno necesita endeudarse y sale a competir en el mercado interno por obtener recursos, pero el mercado le castiga con una tasa de interés más alta y ésta afectaría a las nuevas inversiones y mermaría el crecimiento económico.
Otras alternativas de solución. Es importante retomar reformas del Estado que aseguren una reducción del aparato del Estado y venta de activos que permita amortizar la deuda que en estos momentos nos estruja para invertir en infraestructura y nos quita competitividad para poder crecer a tasas mayores al 4% anual. El economista Otón Solís presentó un importante proyecto ¨CERRAR¨ que en mi humilde opinión la Asamblea Legislativa le puede dar seguimiento que actualmente está encarpetado. Si no tomamos medidas más estructurales para bajar el nivel del déficit y la deuda, más adelante caeremos en una crisis económica y caeremos en manos del FMI que nos exigirán ajustes más dolorosos para obtener nuevos préstamos.
Publicado en el Financiero el 31 de octubre del 2018
https://www.elfinancierocr.com/opinion/la-crisis-fiscal-resta-competitividad/GNPLUAL2NBHQVL5UIWYLMZEQOY/story/

domingo, 18 de marzo de 2018

La dictadura de la fe pretende gobernar Costa Rica


En noviembre de 2017 el entonces candidato Fabricio Alvarado apenas aparecía con un 3% de intención de voto en las encuestas. El 9 de enero de 2018 el gobierno publica la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor del matrimonio igualitario en Costa Rica, la cual desde entonces se convierte en el  caballo de Troya de este candidato, cuyo discurso incendiario en contra de la homosexualidad y a favor de la familia tradicional consiguió la adición de las comunidades evangélicas y conservadores del país. Semanas después, el candidato se reúne con el expresidente Oscar Arias Sánchez, luego de lo cual  asegura que  nunca afirmó que salirse de la CIDH fuera la primera opción, aun a pesar de lo manifestado en diferentes medios de comunicación. De esta manera, el candidato evangélico por el partido Restauración Nacional se estrena con su primera mentira, actuando en contra de toda norma que indica que un cristiano no debe mentir.
Ahora bien, ¿los electores que votaron por él en la primera ronda, y que no creen en el matrimonio igualitario, le darán acaso su voto otra vez a pesar de que su sentencia de salirse de la CIDH no es ya una opción válida? Sin duda, este exabrupto cargado de ignorancia y hecho a la medida de su afán por conseguir votos lo pone en una situación difícil porque pareciera ser que este podría ser el fin de su discurso. Por un lado, su plan de gobierno es limitado, pues ni siquiera convocó a un equipo de profesionales para hacerlo – algo difícil de imaginar en alguien que pretende ser presidente de un país. Esto demuestra que el candidato nunca se imaginó tener tal protagonismo, y solo presentó  un plan a modo de requisito, pero sin la rigurosidad que sí demostraron otros partidos políticos de la contienda. Por otro lado, se sabe que el déficit fiscal es el problema más serio del país, pero en su programa de gobierno solamente presento dos páginas con propuestas por demás risibles, como un médico que pretende curar un cáncer a punta de acetaminofén. Esto por solo mencionar un ejemplo.
La dictadura de la Fe. El liderazgo de las iglesias evangélicas se basa en que solo el pastor tiene voz y voto, por lo que no se puede cuestionar su interpretación de la biblia. Cosa muy diferente ocurre en una democracia o una junta de gobierno, donde sí está permitido disentir. Esto puede verse cuando el candidato ordena a sus diputados electos que no presten declaraciones, y en las actitudes dictatoriales de filtrar las preguntas de la prensa. Y peor aun cuando sale un video en donde su mentor el “apóstol” Rony Chávez se dio un autogolpe a su propia directiva de su iglesia para quitar la junta directiva e instaurar un gobierno teocrático según el.
Votar por Fabricio Alvarado sería un gran salto al vacío. Tomando en consideración que su escaso plan de gobierno no tiene lo necesario para poder solucionar los problemas del país, aunado a la poca preparación del candidato, y no solo en relación con sus estudios formales, sino en cuanto a su experiencia en el gobierno, pues no es lo mismo ser diputado que miembro del poder ejecutivo, lugar desde donde se tiene que decidir sobre asuntos políticos, económicos, ambientales, etc.,  votar por Fabricio Alvarado sería un gran salto al vacío.  Ojala este tipo de personas que se creen seres iluminados y capaces de imponer decisiones sobre las de los demás no logren ser gobierno en Costa Rica.